Los propietarios de los restaurantes sin gluten en Calafell saben que la comida sin gluten no es una moda pasajera, sino una necesidad para muchas personas celíacas que se encuentran sin opciones cuando van a comer fuera.

Pero también existen personas no celíacas que necesitan comer sin gluten por motivos saludables. Estas personas son sensibles o intolerantes a algunos cereales, principalmente al trigo, debido a su metabolismo. Las reacciones son muy similares a las que provoca la celiaquía, aunque no tan severas en la mayoría de los casos.

Los restaurantes sin gluten en Calafell también tienen en cuenta a este tipo de comensal que, por prescripción médica o porque conoce su cuerpo y sabe qué le sienta mejor, decide salir a la calle y buscar un sitio donde comer que cumpla con sus necesidades alimenticias y culinarias.

Estas personas no pueden comer gluten debido a otras patologías y enfermedades como por ejemplo la alergia al trigo, el síndrome del colon irritable o la sensibilidad al gluten sin ser celíaco, entre otras que implican quitar de sus dietas algunos cereales, sino todos.

Muchas personas creen que es un estilo de vida que solamente está al alcance de los más ricos o que es un capricho más de las modas "healthy". Nada más lejos de la realidad.

Si lo pensamos bien, a nadie le gusta cambiar su alimentación de la noche a la mañana. Es un calvario empezar a pensar alternativas saludables a los cereales que se digieran bien y que el sabor sea agradable. Al principio puede resultar un verdadero infierno, pero a medida que conocemos otros tipos de harinas, nos damos cuenta de que no solo se puede vivir con ello, sino que hay una gran gama de opciones.

Celíaco o no, si tu dieta te impide comer gluten, en el Restaurant Ran de Mar (antiguo Ancora 2) no te haremos sentir diferente.